Cómo ahorrar luz con la vitrocerámica

      Muchas veces, por prisa o por ignorancia, no utilizamos la vitrocerámica adecuadamente. Lo normal es que dejes encendida la vitro hasta el final de la cocción. Dejando así un calor residual que se desaprovecha.       Cuando a mi se me olvida apagarla antes o creo que va a tardar mas en cocinarse algo, aprovecho ese calor para poner agua en la olla o sartén agua  y un poquito de detergente y lo dejo en la vitro, luego es mucho mas fácil limpiarla y por otro lado ahorramos gas del agua caliente para fregar.

      Así que nos debemos acordar siempre de apagar a media cocción y tapar para que se cocinen nuestros guisos con el calor residual.

       ¿Cuánto tiempo? Depende de las comidas o de las ollas que uséis. No es lo mismo una olla de acero sencilla que una con la base reforzada de aluminio "ollas de culo gordo"  como la mía. Yo la pasta la dejo hervir 4 minutos, la tapo y apago la vitro. El arroz blanco igual, una vez hierve y se le está terminando el agua lo tapo y dejo que se cocine con el calor residual. Eso si con el arroz no pongo el doble de agua,  puesto que no tiene calor fuerte durante tanto tiempo; si pongo 2 tazas, echo 3 tazas y media no 4 ¡queda perfecto! El arroz integral ya es otra cosa, y lleva mucho mas tiempo y mas agua, pero cuando ya le falta un punto... apago y tapo.

 

Ponemos a cocer la pasta la mitad del tiempo que te indica el paquete

Ponemos a cocer la pasta la mitad del tiempo que te indica el paquete

apagamos la vitrocerámica y tapamos dejando que se cocine con el calor residual

apagamos la vitrocerámica y tapamos dejando que se cocine con el calor residual

Arrastra archivos aquí para subirlos
Y... Lista para aderezar!

Y... Lista para aderezar!

Arrastra archivos aquí para subirlos

Submit a Comment

Pin It on Pinterest

Shares